Vino de quina

botellas de vino de quina

Ahora no se le ocurre a nadie darle vino habitualmente a un niño. Y si a alguien se le ocurre, lo miran mal.

Pero en los 50 y 60 se veía de otra manera. ¡Menudos copazos nos endiñaban! Que si la niña está canija, que si el nene no me come, que si los chiquillos están algo apáticos… ¡Toma un vasito de vino de quina! ¡Que abre el apetito y te da energía! ¡Y qué más da si solamente tienes 5 o 6 años!

Y, claro, comer comías. Y lo de energía, pues, bueno, también. Como cogías un puntito pues te pasabas la tarde corriendo y jugando como un poseso, te entraba hambre y te comías con avidez tu pan con chocolate o lo que fuera que tocase esa tarde.

¿Y qué tipo de vino era ese? ¿Y qué eso de la quina?

Se trata de un vino dulce, de entre 13 y 15 grados, de color muy oscuro y untuoso, en el que predomina el gusto y el aroma de la quina. Y la quina es una sustancia que se extrae del árbol del mismo nombre y que tiene ciertas propiedades relajantes, antipiréticas y analgésicas. La quinina, que es un alcaloide que se extrae de la quina, se utiliza como medicamento contra la malaria.

Así, durante los 50 y 60 estos vinos fueron muy populares en España y se llegaron a publicitar como un producto dirigido a menores.

Homo nostalgicus recuerda principalmente dos marcas: Quina Santa Catalina y Quina San Clemente. De santos iba la cosa.

kina Sta Catalina

Quina Santa Catalina que es medicina y es golosina. [ponle musiquilla]Tomamos quina Santa Catalina, tomamos quina Santa Catalina…[quita musiquilla]

Y Quina San Clemente, da unas ganas de comerrrrrrr! Con su personaje estrella Kinito, que cantaba aquello de [ponle musiquilla]Sal al balcón, tira un jamón, mira que viene Kinito. Quiero comer, quiero beber y me muero de apetito.[quita musiquilla]

Ambos recomendaban dar este vino a los niños como parte de una dieta sana. Ahora no parecerían tan santos.

www.nostalgika.es

Extras:

Anuncio de TV

Anuncio de TV con Kinito

Anuncio de TV pero de 1990 (sin mencionar a los niños)

 

Kinito fue todo un fenómeno infantil. Incluso se publicaron sus aventuras en tebeos de la época. En ellos adquiría una gran fuerza tras beber Kina San Clemente. Algo parecido a lo de Popeye y las espinacas.

comic Kinito

 

¿Qué recuerdas?
¿A qué empezaron a darte a beber vino de quina?
¿Qué te parecía? ¿Te gustaba?
¿Crees que ha influido en tu posterior consumo de alcohol?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés