The Secret of Monkey Island

Monkey Island

A finales de los 80, los avances tecnológicos permitieron que las aventuras conversacionales evolucionaran a aventuras gráficas.

Aquellas aventuras en las debíamos teclear las órdenes en una conversación infinita con el programa, cambiaron sus imágenes fijas por imágenes animadas y el repicar de teclas por la selección de órdenes o frases completas. Y aquellas aventuras gustaron tanto que la aventura gráfica llegó a ser el género rey de los videojuegos durante muchos años.

Entre aquellas aventuras gráficas destacó, entre otras, The Secret of Monkey Island, el juego que inauguró la saga de Monkey Island, producida y publicada por LucasArts y bajo la dirección de Ron Gilbert. The Secret of Monkey Island (1990) fue el quinto juego en usar la tecnología SCUMM, un potente motor para aventuras gráficas

Monkey Island

En The Secret of Monkey Island, conocemos a Guybrust Treepvood… Guywoowd Threewpod… Guytreep Woodphod… (ejem)… Guybrush Threepwood, un muchacho que intenta convertirse en el pirata más temido del Caribe para lo que debe enfrentarse al malvado pirata fantasma LeChuck.

Monkey IslandPasa por multitud de apuros, debe resolver todo tipo de problemas y ha de sobreponerse a situaciones comprometidas para conseguir su objetivo. Duelos de insultos, competición de escupitajos… y otras lindezas por el estilo, como encontrar utilidad a un pollo de goma, bailar con monos o completar imposibles recetas de vudú.

Y todo ello con mucho humor, claro, y con unos diálogos delirantes.

Porque si algo tenía esta aventura gráfica era humor. Era muy divertida, si dejamos de lado aquellos momentos en que uno se atascaba y no sabía por dónde tirar. Porque Guybrush Threepwood no podía morir (a diferencia de lo que ocurría en otras aventuras gráficas), pero podía pegarse días y días completamente perdido. ¡Y no había Internet! No quedaba más que echar mano del teléfono y preguntar a los amigos o leer alguna pista en las publicaciones de ramo.

pantallazo

pantallazo

Para Homo nostalgicus la mejor aventura de la saga, aunque solo fuera por ser la primera. Aunque la segunda, Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge, también tuvo su punto. En esta, Guybrush comienza la aventura rico y con un inventario plagado de todo tipo de artículos, frente a un puente. Es intentar cruzarlo y es despojado de su dinero por Largo LaGrande, un matón que aterroriza la isla Scabb. Hagamos lo que hagamos, intentemos lo que intentemos, el resultado es el mismo: hemos de empezar la aventura sin nada en nuestro inventario.

pantallazo

Si no jugaste esta aventura o te gustaría volver a jugarla estás de suerte. Sigue estando en el mercado y con gráficos actualizados (sin pixels visibles). Y es que… lo que es bueno es bueno.

www.nostalgika.es

 

 

Extras:

Duelo de espadas / Duelo de palabras

pantallazo

Bebiendo grog (esa bebida que te deja grogui)

pantallazo

 

¿Qué recuerdas?
¿Qué te gustó más del juego?
¿Cuál fue el punto en el que te encallaste, el que más te costó resolver?
¿Cuál fue el chiste que te hizo más gracia?
¿Lo acabaste? ¿Jugaste la continuación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés