Entradas relacionadas con oeste

La casa de la pradera

Little House on the Prairie fue una serie de televisión de la NBC producida y transmitida entre 1974 y 1983. En España se la llamó La casa de la pradera, aunque tuvo diferentes nombres en diferentes países. La serie estaba basada en los libros escritos por Laura Ingalls Wilder, en donde se narran las aventuras y peripecias de su familia, la familia Ingalls, originaria de Wisconsin y que se muda a Minessota en 1870. Lo de basada es por decir algo; los personajes de la familia y poco más. Parece ser que no fueron tan… Leer más →

Cuadernos de caligrafía

Parece ser que la escritura a mano tiene los días (o los años) contados. El Finlandia hace años que a los escolares solamente les enseñan a escribir con mayúsculas, con letras «de palo». Y el tiempo que se dedicaba a aprender a escribir con minúsculas, con letra cursiva, se va a dedicar a practicar a operar con un teclado. En Estados Unidos enseñan a escribir en mayúsculas, con letras de imprenta sobre los 7 años. Más tarde introducían la letra cursiva, cosa que va a cambiar si no lo ha hecho ya. Y este aprendizaje… Leer más →

La bolsa de agua caliente

Cierto que aún se pueden encontrar en algunas tiendas o farmacias, pero la bolsa de agua caliente es algo del pasado. Ahora hay calefacción, radiadores, estufas y mantas eléctricas… y la bolsa de agua caliente nos retrotrae a épocas de brasero o estufa catalítica. Así que, si aún la usas, eres un antiguo o una antigua. Eso sí, merece que la recordemos. Y con cariño, añadiría. ¿Quién no recuerda el acojono que daba tener que irse a la cama cualquier noche de frío invierno? ¡Y no digamos si era en casa de la abuela allá… Leer más →

La gallina ye-yé

>La gallina ye-yé, la gallina cantarina, la gallina cantora, la gallina que canta… Cualquier nombre le iba bien a este juguete de quiosco de los 60 y 70. Más simple que el mecanismo de un botijo. Más simple que el mecanismo de un chupete. Más simple que… que qué sé yo.

Indios y vaqueros

Pues sí. Ahora es prácticamente imposible ver jugar a los niños a indios y vaqueros, pero durante muchos años fue una actividad lúdica muy, pero que muy habitual. Colonizadas la mentes infantiles por el cine del Oeste de Hollywood, con las películas de John Wayne y compañía, nos perseguíamos por los parques y calles, apuntándonos con los dedos y disparandonos mutuamente una inagotable munición… —¡Bang, bang! —¡Bang, bang! ¡estás muerto! —¡Mentira! me ha pasado rozando. —¡Bang, bang, bang! ¡Toma tu merecido, sucio indio! —¡Yo no quiero ser indio! Y también con figuritas de plástico de… Leer más →

Lariat Sam

Esta mañana (y que nadie pregunte el porqué) Homo nostalgicus se ha levantado con una cancioncilla rondándole por la cabeza. …Yipi hey yipi ho… Yipi yipi yipi hey… Una cancioncilla pegadiza que provenía de un remoto lugar de su memoria. …Yipi hey yipi ho… Yipi yipi yipi hey… Cerrando los ojos, ha buceado en los recuerdos y el resultado ha sido el siguiente: Yipi hey yipi ho… Yipi yipi yipi hey… Lariat Sam llegó… Yipi hey yipi ho… yipi yipi yipi hey… y el Oeste conquistó. Con su lazo él es un campeón, en esta… Leer más →

Scroll To Top