Entradas relacionadas con helado

Polo Drácula

Desde 1977 formó parte de nuestros veranos. Combinación de vainilla, cola y fresa. Enfundado de negro con interior claro como la capa del vampiro y dentro el rojo de la sangre. Un nombre acertado. Un polo muy refrescante. Y te dejaba los labios y la lengua de un color rojo subido. Como el de la sangre. ¡Eso nos encantaba! Y estaba super-rico. Por supuesto había otros muchos como el Colajet, un cohete de cola y limón con la punta de chocolate. El Frigo pie, un helado de cremosa fresa. El Calippo, un polo de los… Leer más →

El pijama

Aquí va a ser necesaria la desambiguación esa, la que usa la Wikipedia. No es ropa para irse a la cama, no es un pijama para dormir. Es un pijama de los de comer. Hablamos del postre sesentero que colmaba los anhelos infantiles. Y el estómago, porque había que echarle narices para comérselo todo. El pijama era un superpostre. Llevaba helado, flan de huevo, piña y melocotón en almibar, nata, barquillos, sirope de chocolate y si tenías suerte hasta paragüitas y bengalas. ¡Qué pasada! A Homo nostalgicus se le hace la boca agua recordándolo. —Quiero… Leer más →

Scroll To Top