Entradas relacionadas con chicle

El chicle de regaliz

En la década de los 60 se podían comprar en los quioscos unos chicles de la empresa Chicles Americanos S.A., que a pesar de su nombre estaba afincada en Madrid. Los chicles se llamaban Cosmos. Eran chicles de fresa, menta y… ¡regaliz! Un chicle negro que parecía un trozo de suela de goma o un pedazo de neumático pero que tenía un intenso sabor a regaliz. ¡Y te dejaba la lengua negra! No sabías qué era lo mejor, si el aspecto, el color, el sabor o que te dejara tintada la lengua. O el cromo,… Leer más →

Las bolas de chicle

Aquellas bolas de chicle de colores brillantes. Aquellas bolas de chicle que te hacían abrir la boca al máximo cuando pretendías morderlas. Aquellas bolas de chicle duras como la piedra hasta que las ablandabas a base de salivar y salivar. Aquellas bolas de chicle de aquellas máquinas expendedoras callejeras (y en comercios) con su esfera de cristal rellena de coloridas bolas, su ranura para la moneda (a peseta, oiga), su llave para que al girarla saliera la golosina por la boca de salida y cayera en el pequeño cuenco reservado para recogerla. Aquellas máquinas expendedoras… Leer más →

Kilométrico Boomer

Los chicles son todo un clásico de la chuchería, la golosina o como se quiera llamar. Diferentes sabores, formatos, tamaños… pero siempre del gusto de la chavalería. Algunos han impactado por alguna razón diferencial, el caso del Bazoka o del Kilométrico Boomer. La diversidad era el sello distintivo de los Boomer, múltiples sabores (fresa, cola, menta, coco, melón, manzana, fresa ácida, mandarina, melocotón… hasta sabor a natillas). Eran algo más baratos que los de otras marcas, aunque el sabor duraba algo menos. Es de suponer que una cosa compensaba a otra. Pero, sin duda, el… Leer más →

El chicle Bazoka

El cicle Bazoka se estira y se explota. Eso decía la publicidad. Y sí, se estiraba como ninguno y hacía unos globos, pompas o burbujas (comoquiera que les llamases) de campeonato. Era un chicle de los años 50 que fue muy popular en los años 60. Había otros pero éste era especial. ¿Y por qué? Para empezar era circular. Un cilindro de tres pisos. Me explico por si no lo recuerdas o no lo conociste: ¿Te imaginas una pila de tres neumáticos? Pues esa forma, pero sin hueco. Todo chicle. Así era fácil morder por… Leer más →

Scroll To Top