Sesión continua

sala de cine

Ahora los cines son multi-sala y uni-película (palabro inventado, pero que se entiende). Hay una oferta variada, la película se visiona en una sala con un aforo, generalmente, más limitado que antaño y cuando termina la proyección se debe desalojar la sala para dar paso al público de la siguiente sesión.

Pero no siempre fue así, no.

Anteriormente, cuando la oferta de ocio era mucho más limitada, las salas de cine ocupaban un puesto privilegiado. En el cine del barrio o en el del pueblo, se proyectaban dos películas en sesión continua.

¿Y qué era esto de la sesión continua?

Esto significaba que podías acceder a la sala en cualquier momento, aunque la peli estuviera empezada. Y que, cuando acababa la sesión, podías quedarte a ver aquello que no habías visto. Incluso a ver de nuevo la película, o las dos. Eso ya dependía de si te gustaba mucho, si no tenías nada mejor que hacer o de si estabas cansado y preferías salir a la calle.

En aquellos día no había mayor entretenimiento que meterse en el cine con os amigos y pasar la tarde viendo dos películas. Así que si ibas a la sesión de las cuatro, no salías del cine hasta por lo menos las ocho. Y ya habías echado la tarde.

Y entre película y película se realizaban pausas. Te colocaban en pantalla el «visite nuestro bar» y te daba tiempo de acudir a los aseos o de tomarte un refresco.

programa doble

www.nostalgika.es

¿Qué recuerdas?
¿Ibas mucho al cine?
¿Repetías películas?
¿Alguna anécdota sobre tu cine habitual?

2 Comments

  1. En México se llamó «Permanencia voluntaria», y en la TV los fines de semana por la tarde pasaban una sesión de películas con ese mismo nombre, al pasar de moda en los cines, perdió significado (para la nueva generación) en la TV.

  2. Sí, lo de ver varias películas seguidas pasó a la televisión. Y muchos cines cerraron, muchos. Tuvieron que reinventarse con los multicines, con otro modelo de negocio: ganan más con las palomita de maíz (creo que se llaman también así en México) que con la película.
    Gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés