Ranas de chapa

Otro clásico juguete de quiosco como la cámara de broma, el paracaidista, los saltimbanquis y tantos otros.

Este era una rana que croaba. Bueno… recordaba vagamente la forma de una rana, pero croaba. Bueno… recordaba vagamente el croar de una rana.

Se usaba con una mano haciendo chascar con el pulgar la lengüeta o fleje metálico del interior. Y hacía una especie de cri-cri.

Era fácil de usar y hacía un ruidito molesto y porculero. ¡Nos encantaba!

Algunos días la clase parecía una charca tanto croar de ranas. Hasta que el maestro o la maestra de turno se cabreaba y requisaba unas cuantas. Pero como eran tan baratas la charca se volvía a llenar de nuevo. ¡Ja! ¡La rebelión de las ranas!

¿Y en el cine del barrio? Menudos mosqueos se agarraba el acomodador cuando acudía al ruido y sonaba en la otra punta de la sala y cuando llegaba allá sonaba por el otro. Al final se rendía. ¡Jo, qué tardes!

www.nostalgika.es

 

 

¿Qué recuerdas?
¿Dónde te gustaba utilizarlas?
¿Alguna anécdota?
¿Tuviste una de aquellas que sí parecían una rana con todo detalle y que eran un llavero?

2 Comments

  1. Cómo puedo comprar una??

    • Se me ocurre que quizás en una página de coleccionistas o en algún mercadillo de viejo. Gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *