Papel higiénico El Elefante

Papel higiénico no tan higiénico, ya que el papel de celofán amarillo que lo envolvía no lo hacía por completo y dejaba al descubierto ambos lados del rollo. Ahora nadie compra nada que tenga el envoltorio un poco roto, pero entonces…

Homo nostalgicus recuerda cómo se llevaba a cabo la limpieza del trasero antes de la aparición del mentado rollo de papel higiénico, en la década de los 50: con recortes de revistas, tiras de papel de periódico e incluso hojas de listín telefónico. Y en medios rurales con piedras, hojas o un puñado de paja del corral.

Así que su aparición fue un adelanto, fíjate tú. Un papel recio y basto que no absorbía, que no secaba, que resbalaba y que hacía daño en el ojete. Un adelanto, fíjate tú.

El mencionado papel no tenía nombre comercial. Se le conocía como El Elefante por la imagen de un elefante rojo que aparecía impreso en el envoltorio, junto al indicativo de 400 hojas, aunque era una sola hoja enrollada. Se supone que quería decir que proveía de 400 usos. Muchos me parecen, pero ciertamente se usaba un trozo pequeño (no había narices de usar más y más, como se puede hacer ahora con el papel de celulosa) y se vendían por unidades y no por docenas o hasta casi por palés como se hace ahora.

El mencionado papel presentaba dos caras diferenciadas: una áspera que arañaba como papel de lija y una satinada que extendía más que limpiar y que rascaba. Lo único claro era que no se podía usar por el canto, ya que ofrecía poca superficie de contacto e igual incluso cortaba.

Ahora, al recordarlo, puede que hayas soltado una sonrisa. Mejor que sea así. Que sirva para compensar algunas de las lágrimas que soltamos gracias a él.

Cualquier tiempo pasado fue ¿mejor?… bueno… en este caso… cualquier tiempo pasado fue… anterior.

El Elefante, un papel que más que usarse… se sufría.

www.nostalgika.es

 

 

¿Qué recuerdas?
Ciertamente Homo nostalgicus lo recuerda así. ¿Y tú?
¿Algún recuerdo especial?
¿Te lo montabas mejor?
¿Qué otros usos le diste al papel?
¿Trabajo manuales?
¿Envolver el bocata?
¿Embalar algún paquete?
¡Cuenta, cuenta!

4 Comments

  1. Cuanto culito escocío!!

    • Gracias por comentar. Y sí, mucho culito escocío.

  2. Cuánto me he reído. Sí que me acuerdoooo que dañoooooooo

  3. Gracias por comentar. Y sí, realmente doloroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *