Canciones de autocar

Si había algo que a los escolares nos gustaba eran las excursiones. Daba igual si era a un museo, una granja, un pueblito de montaña, un jardín botánico o lo que fuera o fuese. Siempre que hubiese autocar y carretera a recorrer, claro. ¿Y eso por qué? Pues es que al hecho de no estar encerrado en clase se anticipaba la posibilidad de corretear por ahí y oxigenarse un poquito. Pero también porque el tiempo de carretera nos lo pasábamos cantando. Qué buenos son loa padre escolapios, qué buenos son que nos llevan de excursión…. Leer más →

Los Madelman

«Madelman fue un muñeco de juguete de acción articulada, fabricado entre los años 1968 y 1983 por Industrias Plásticas Madel», wikipedia dixit. Toda un novedad en aquellos años. Lo de modelo articulado, digo. Pero para los que eran niños en esos años fueron mucho más. La posibilidad de viajar al polo norte, pilotar todo tipo de vehículos, bucear en las profundidades, escalar montañas, realizar difíciles rescates, salir al espacio exterior, hacer respetar la ley, surcar los siete mares, apagar incendios, combatir en el frente… LOS MADELMAN LO PUEDE TODO. (así, a grito pelao) Tardes y… Leer más →

El Telecran

Telecran… Telesketch… Pantalla mágica… Varios nombres para un mismo juguete. Lo inventó en 1959 el francés André Cassagnes y se comercializó con gran éxito en la década de los 60. Se trataba de un juguete relativamente plano y de forma rectangular con una pantalla que ocupaba casi toda su superficie y dos botones giratorios. Al accionar uno de ellos un puntero se desplazaba por el interior de la pantalla dibujando una línea vertical y al accionar el otro, una línea horizontal. La idea era realizar dibujo en la pantalla haciendo desplazar el puntero. Hacer líneas… Leer más →

Los gogos

Los gogos llegaron a la vida de la chavalería a mediados de los 90 y gozaron de gran popularidad. Qué digo: arrasaron. ¿Qué eran los gogos? Pues unas figuritas pequeñas de plástico duro, de formas curiosas y llamativos colores (hasta fosforito que era lo más por aquellos días). Representaban diferentes personajes… tenían nombres… ¡y se podían coleccionar! ¡Y cuando ganabas los juegos ganabas para ti los gogos de tu oponente! No hay más que decir… se desató la fiebre de los gogos. Aparecieron nuevas colecciones, nuevos colores, nuevas modalidades de juego, nuevos gogos difíciles de… Leer más →

La burbuja

Sí señor, ¿quién no recuerda este invento para mantener a los niños a flote? Existían varias posibilidades. Recordemos. El flotador circular de toda la vida. De goma, caucho o plástico, de forma fija o para inflar a costa de los pulmones de papá. Si era pequeño te apretaba, si era muy grande, a la que levantabas los brazos te hundías. Si una ola te volcaba y te dejaba con los pies para arriba, ya podías empezar a rezar. También estaban los manguitps. Una pareja de pequeños flotadores que te colocabas en los brazos. Aquí no… Leer más →

Artículos de broma

Allá por los 70 fueron muy populares. Las bombas fétidas… los cigarrillos explosivos… el dedo vendado… la tinta mágica… los polvos de estornudar… las cucarachas explosivas… los polvos pica-pica… Sufre, mamón, devuélveme a mi chica, o te retorcerás entre polvos pica-pica… (Hombres G, dixit) Bromas pesadas algunas (como todo lo explosivo o urticante) y ligeras otras (como el terrón de azúcar con mosca de plástico dentro o la pastilla que teñía de color el agua del grifo). Ahora ya no se hacen bromas como aquellas, por simples e inocentes. Aunque algunas mejor que hayan pasado… Leer más →

Kilométrico Boomer

Los chicles son todo un clásico de la chuchería, la golosina o como se quiera llamar. Diferentes sabores, formatos, tamaños… pero siempre del gusto de la chavalería. Algunos han impactado por alguna razón diferencial, el caso del Bazoka o del Kilométrico Boomer. La diversidad era el sello distintivo de los Boomer, múltiples sabores (fresa, cola, menta, coco, melón, manzana, fresa ácida, mandarina, melocotón… hasta sabor a natillas). Eran algo más baratos que los de otras marcas, aunque el sabor duraba algo menos. Es de suponer que una cosa compensaba a otra. Pero, sin duda, el… Leer más →

Saltarines

[et_pb_section admin_label=»section»] [et_pb_row admin_label=»row»] [et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Text»]Tortugas, escarabajos, ranas, canguros, setas… Cualquier animalito o figurita era válido, siempre que llevasen adosado una ventosa, un muelle y una base de plástico. Este juguete de quiosco tenía un mecanismo muy simple: una ventosa que se adhería a una base de plástico a la par que comprimía un muelle. Se dejaba en el suelo y solamente había que esperar a que el muelle recuperara su tamaño inicial y despegara la ventosa de golpe. ¿Resultado? ¡El juguete pegaba un enorme salto! Simple y divertido. La de competiciones y juegos… Leer más →

The Secret of Monkey Island

A finales de los 80, los avances tecnológicos permitieron que las aventuras conversacionales evolucionaran a aventuras gráficas. Aquellas aventuras en las debíamos teclear las órdenes en una conversación infinita con el programa, cambiaron sus imágenes fijas por imágenes animadas y el repicar de teclas por la selección de órdenes o frases completas. Y aquellas aventuras gustaron tanto que la aventura gráfica llegó a ser el género rey de los videojuegos durante muchos años. Entre aquellas aventuras gráficas destacó, entre otras, The Secret of Monkey Island, el juego que inauguró la saga de Monkey Island, producida… Leer más →

Game Boy

¿Game Boy? ¡Alto ahí! Esto son palabras mayores. ¡La Game Boy! Corría 1989 cuando apareció la Game Boy para revolucionar el mercado de las consolas portátiles. Aunque eso fue en Japón, ya que en Europa tuvimos que esperar hasta finales de 1990. No era la primera ni la más potente, pero fue un gran acierto de Nintendo. Su bajo precio, la larga duración de las baterías, su robustez y la amplia oferta de juegos multiplicaron sus ventas. Los juegos… los juegos eran increíbles: Súper Mario Land, Zelda: Link’s Awakening, Donkey Kong… Sin olvidar el juego… Leer más →

Scroll To Top