Los Madelman

madelman

«Madelman fue un muñeco de juguete de acción articulada, fabricado entre los años 1968 y 1983 por Industrias Plásticas Madel», wikipedia dixit.

Toda un novedad en aquellos años. Lo de modelo articulado, digo.

Pero para los que eran niños en esos años fueron mucho más. La posibilidad de viajar al polo norte, pilotar todo tipo de vehículos, bucear en las profundidades, escalar montañas, realizar difíciles rescates, salir al espacio exterior, hacer respetar la ley, surcar los siete mares, apagar incendios, combatir en el frente…

madelman

LOS MADELMAN LO PUEDE TODO. (así, a grito pelao)

Tardes y tardes de diversión echando a volar la imaginación, en la que estos muñecos eran los protagonistas. Eran prácticamente iguales en lo que al cuerpo se refiere, pero las vestimentas hacían la diferencia. ¡Y los complementos!

Si había algo que marcaba la diferencia eran los detallados complementos y su gran variedad. Desde pistolas a rifles, de walkie-talkie a equipos de radio, de raquetas para la nieve a gafas de buzo, de… qué sé yo a no sé qué. ¡Había cientos!

El mejor que homo nostalgicus tuvo en sus manos fue el helicóptero. Un vehículo de dos plazas con sus arneses, sus bidones de combustible, sus mandos y sus enormes rotores que giraban cuando accionabas el gatillo que tenía en el asidero. Tocotocotoc tocotocotoc iban haciendo los rotores mientras el helicóptero maniobraba sobre el sofá y a lo largo de todo el pasillo tocotocotoc tocotocotoc.

Una cosa que llamaba la atención cuando desnudabas al muñeco era que vestía ropa interior blanca, camiseta y gayumbos (en realidad plástico de color blanco) y que no tenía pies. ¡No tenía! La pierna terminaba en un muñón esférico que encajaba dentro de cualquier calzado.

Luego sí, luego tuvo pies articulados y otros cambios, como los ojos o el cabello. Pero seguía siendo objeto de deseo de todos los críos.

Había afortunados que tenían docenas y digo afortunados porque no eran baratos. Pero no pasaba nada, te juntabas con los amigos y tres de éste y cuatro de aquél y los tuyos, ya hacían un buen número para montarla guapa.

caja madelman

www.nostalgika.es

 

 

¿Qué recuerdas?
¿Cuántos tenías? ¿uno? ¿cinco? ¿veinte?
¿Cuál era tu preferido?
¿Jugabas solo o acompañado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés