Los Chiripitifláuticos

En aquella tele primeriza de los 60 se dedicaban unas horas en horario de tarde a los niños. En un programa llamado Antena infantil que vio la luz en 1965. Y en aquél programa se emitía un espacio con el nombre de Los Chiripitifláuticos. Empezó en 1966 y, tras diversos cambios, acabó en 1974.

Si fuiste niño en esa época, seguro que con tan sólo oír ese nombre se te han despertado esas neuronas que dedicas al recuerdo y has experimentado un subidón de nostalgia. ¡Los Chiripitifláuticos!

Chiripitifláutica es la sonrisa de mamá, chiripitifláutica es la sonrisa de papá, chiripitifláutica el gesto alegre del bebé, chipitifláutico es don Joseéééééé…

No sabíamos que significaba esa palabreja, pero todos éramos chiripitifláuticos. Todos queríamos compartir sus aventuras llenas de inocencia y ternura, en esos decorados dibujados de cartón-piedra y con esos viajes fantásticos al interior de libros maravillosos o a tierras imaginarias. Y con unos personajes entrañables.

En su primera etapa, los Chiripitifláuticos fueron: Valentina, Locomotoro, el Capitán Tan y el Tío Aquiles.

Los chiris leyendo

¿Los recordáis?

ValentinaValentina, dulce y fina como una mandarina, era algo así como la líder del grupo, la más inteligente, prudente y sabionda de todos.

Ponía la nota de sensatez y era también la que les aconsejaba como lo haría una madre. Se dirigía al público infantil como Señores chicos y saludaba con un Buenos días su señoría, a lo que había que contestar Mandantirulirulán.

Siempre con unas enormes gafas sin cristal que ocultaban la timidez de Mª Carmen Goñi cuando interpretaba el personaje frente a las cámaras.

LocomotoroLocomotoro, conductor de todo menos del codo, era una especie de ferroviario vestido con mono y una boina roja, ingenuo y bonachón. Llamaba a todos amigüitos, saludaba con un Buenas tardes, tardes y cuando se ponía contento decía que se me mueven los mofletes.

Paquito Cano, que interpretaba el personaje, realizaba un truco que consistía en anclar en calzado al suelo y, con esta sujeción, dejarse caer hacia delante, acercando la cara al suelo, mientras agitaba los brazos diciendo uuuyyyy, uuuuuyyy, mientras todos hacían ademanes de sujetarlo sin llegar a hacerlo. Después, poco a poco, recuperaba la verticalidad con gran alivio para todos. ¡Nos maravillaba ver eso!

Capitán TanEl Capitán Tan, un capitán tan capitán que parece un rataplán, era un visionario aventurero, un explorador vestido con camiseta a rayas y salacot, tan capaz de ver maravillosas islas mágicas con sus prismáticos como de aburrir a todos relatando sus viajes por todo lo largo y ancho de este mundo.

Llevaba una pistola de chocolate en su cartuchera y cada vez que la desenfundaba para proteger al grupo de alguna amenaza, no podía evitar pegarle un par de mordiscos.

Estaba interpretado por Félix Casas.

Tío Aquiles
El Tío Aquiles, que tiene sobrinos a miles, era un personaje que iba vestido de tirolés.

Era el más mayor del grupo y personificaba la prudencia y la sensatez propia de una persona de más edad. Aunque también se apuntaba a la aventura más disparatada. Así que no estaba tan claro que fuera el más sensato.

Estaba interpretado por Miguel Armario, un actor que desafinaba al cantar y que por eso no tenía muchas canciones. Al menos en solitario.

Tras 5 años el programa se tornó tan popular que tuvo espacio propio. El nuevo programa se tituló Chiripitifláutico. Pero Locomotoro ya no volvió. ¡Desapareció del grupo! Fue un tremendo golpe para los niños ya que era el preferido de muchos. Corrió la noticia de que había fallecido en un accidente de circulación, pero se trató de un bulo. Al parecer, Paquito Cano no llevaba nada bien eso de ser tan famoso y decidió retirarse para dedicarse a la construcción. De todas maneras… qué duro golpe fue.

Algunos no superaron nunca su ausencia. Otros miraron con recelo a los nuevos personajes hasta que acabaron aceptándolos.

Estos nuevos personajes fueron:

Hermanos MalasombraLos Hermanos Malasombra aparecieron como secundarios en una aventura en el Lejano Oeste, pero vinieron para quedarse.

Tan malos como torpes, estos dos pistoleros totalmente vestidos de negro, eran capaces de maldades tan malvadas como atarte para hacerte cosquillas o quitarte un juguete para que rabiases.

Y si hacían una buena acción se convertían en los Hermanos Buensaombra, vestidos totalmente de blanco. Y en lugar de ser más malos que la quina, eran más buenos que el pan.

No tenían nombre y era conocidos como M y P (de Malo y Peor). Los interpretaban Carlos Meneghini y Luis G. Páramo, respectivamente.

El payaso PoquitoPoquito, un payaso alto y delgado, nos llegó del Circo de don Mandolio, junto a otro payaso, llamado Mucho, que era bajito y gordo. Ambos eran maltratados en el circo y eran muy infelices.

El personaje de Mucho se mantuvo unos pocos programas y luego desapareció. Pero poquito había venido para quedarse para siempre.

Poquito era un payaso soñador y enamoradizo, muy tímido e ingenuo. Lo interpretaba Nicolás Romero.

Era el preferido de muchas niñas porque destilaba ternura por sus cuatro costados y era guapote.

Fileto CapocómicoFiletto Capocómico y su león Leocadius Augustus Tremedundus también llegaron del circo.

Filetto, papel interpretado por Roberto Mosca, era un romano vestido con toga y con una corona de laurel en la cabeza.

Era amante de la ópera y solía tocar la lira y llevar a todas partes a un león de peluche llamado Leocadius Augustus Temebundus.

Y hablaba con acento.

Barullo
Barullo era el único niño del grupo. Y el único negro del grupo.

Y no era nada corriente en esos años ver gente de color por las calles, y menos niños. Así que era un personaje ciertamente exótico que pronto se ganó el cariño de los niños.

Era resuelto y decidido. Activo y curioso como niño que era.

Y si le llevaban la contraria te respondía: ¡A mí no me chilles!

Las aventuras de este variopinto grupo siguieron hasta 1974. Ocho largos años que acompañaron a toda una generación: la generación chiripitifláutica Y se fueron de la tele (que no de nuestros corazones) para dar paso a nuevos programas infantiles. Por aquellas fechas empezaban su andadura Los payasos de la tele… pero eso es otra historia.

www.nostalgika.es

 

 

Extras:

No hay mucho material del programa. Al parecer las cintas se reutilizaban por aquel entonces por cuestiones de presupuesto. O eso han dicho desde RTVE. ¿Y eso es malo o bueno? Malo porque no podemos volver a ver los programas o enseñarlos a nuevas generaciones. Y bueno porque no sufrirán el cruel juicio del paso del tiempo y los mantendremos mitificados en nuestra memoria. Nuestros y de nadie más.

De todas maneras, aquí va algo de lo que se conserva.

Canción de los Hermanos Malasombra y sintonía de Los Chiripitifláuticos

Canciones de Poquito

Fragmento de un episodio

¿Qué recuerdas?

¿Cuál era tu personaje preferido?
¿Qué canción recuerdas con más cariño? ¿El barquito chiquitito?
¿Recuerdas aquello de… ¡Alteza, a sus pies de cabeza! y todos al suelo tras la reverencia?
¿Y lo de Borra eso, borra eso cuando se daban cuenta de haber dicho algo equivocado?
¿Te pegaste muchos trompazos contra el suelo intentando hace lo que hacía Locomotoro?
Cuando viste a Michael Jackson dejarse caer hacia delante sin despegar los pies del suelo, ¿pensaste… ¡eso ya lo hacía Locomotoro!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *