Las galletas 222

Si algo diferenciaba esta galleta de la empresa Solsona del resto de galletas de la competencia era su nombre. Que no era tal, que era un número: 222.

Y que se hizo superconocida gracias a la publicidad que decía:

222… La galleta que se pide por su número… Son Solsooooooona.

Homo nostalgicus no recuerda su forma, ni su sabor… pero sí recuerda el slogan publicitario. Tanto es así que no es capaz de ver el número 222 sin que una vocecita conteste desde el fondo de su cabeza… Son Solsooooona.

¡Qué cosas!

www.nostalgika.es

 

 

¿Qué recuerdas?
¿Recuerdas los anuncios? ¿Y la frase de marras?
¿Las probaste? ¿Te gustaban?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés