La colchoneta de playa

Pero no cualquier colchoneta. La de lona, con un lado rojo y el otro azul. La de toda la vida.

Ésta.

¡Ahhhhh (suspiro), qué recuerdos!

Nada que ver con los unicornios, flamencos rosa, rosquillas glaseadas, faisanes o porciones de pizza de hoy en día. Todos de plástico y con una vida muy corta, ya que no suelen sobrevivir al verano.

Aquí hablamos de la colchoneta de lona. Aquella que sujetabas con una mano y con el sobaco (así lo llamábamos entonces y no axila) y apretabas a correr hacia la orilla y te lanzabas al agua con él bajo tu infantil cuerpo.

Aquella que llevaba su tiempo hincharla, porque se hacía a pulmón, naturalmente.

Aquella sobre la que te recostabas bocarriba para relajarte mecido por el agua, pero sobre la que no durabas ni medio minuto porque siempre aparecía un capullo que la giraba y la volcaba lanzándote al agua.

-Me gusta más el lado rojo- decía tu hermano, primo, amigo… el capullo de turno, vamos. Y se subía.

Y te faltaba tiempo para hacer lo mismo tú.

-Pues a mi me gusta más el lado azul- decías y lo volcabas, pues tú también eras de ese tipo de capullo.

La pobre colchoneta no hacía más que dar vueltas.

Como en los días en que la mar estaba algo picada y había unas buenas olas que te revolcaban en la misma orilla y aparecías tú por un lado y la colchoneta por otro.

Pues nada, la recogías y de cabeza al agua otra vez. Y otra. Y otra. Y otra. Y…

¡Ahhhh! (suspiro), qué recuerdos.

Tan buenos recuerdos que Homo nostalgicus se ha hecho con una a día de hoy. Sí, sí, porque todavía existen aunque no se vean por las playas. Y la encontró en una tienda de deportes de las de toda la vida, agazapada entre las tiendas de campaña y los parasoles. Fíjate.

No es lo mismo porque es tan viejo que contaba por reales, pero dice que se siente como un chaval.

Será bobo…

www.nostalgika.es

 

 

¿Qué recuerdas?
¿Tuviste tu colchoneta azul y roja? ¿varias?
¿Cuántos os subíais a la colchoneta a la vez? A horcajadas cabían un montón.
¿Quién hinchaba la colchoneta? ¿Tenías mancha para hincharla?
¿Cuál es la mayor burrada que hiciste con tu colchoneta? Cuenta, cuenta…

4 Comments

  1. Ohh que veranos mas divertidos he pasado con ella.

    • Seguro. Y cuánta más gente queriendo subirse a ella mejor.

      Gracias por comentar.

  2. donde la encontraste?

    • Pues hace unos años en una tienda de deportes con mucho material de camping y playa. Pero ya cerró.
      Gracias por comentar.

Responder a Maria josé Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *