El tamagotchi

Tamagotchi de tama (mascota) y gotchi (virtual). Naaaa, es broma. Era, efectivamente, una mascota virtual, pero el término es una combinación de la palabra japonesa たまご (tamago), que significa ‘huevo’, y la palabra ウォッチ(wotchi) que proviene del inglés watch y significa ‘reloj’, Wikipedia dixit.

El Tamagotchi salió al mercado el 23 de noviembre de 1996. Una pantalla con forma de huevo y el tamaño de un llavero que mostraba una especie de pollito virtual, al que había que dispensar alimentos, higiene y cariños a través de tres botones.

O sea, básicamente pedía bebida, comida, atenciones y que le recogieras las cacas. Y si no lo hacías llamaba insistentemente tu atención, lloraba y si iba muy mal el asunto hasta se te moría.

Un peñazo de premisa ¿no? Pues fue un exitazo. Raro es el que siendo niño a finales de los 90 no haya tenido uno en su mano.

Unos decían que desarrollaba en el usuario su sentido de responsabilidad y que a los niños y niñas les enseñaba lo que significaba tener que cuidar de algo que dependía para todo de ti.

Otros decían que causaba trastornos en los niños y niñas, cono ansiedad, insomnio o estrés. Que causaba dependencia hacia la mascota y depresión cuando esta se moría.

Naaa. Ni lo uno ni lo otro. Tuvo éxito porque era barato, tecnológico y novedoso. No se tenía que actualizar y cabía en un bolsillo. Y lo más importante…

¡tu compañero/a de pupitre tenía uno! ¡Yo también lo quiero!

Y entró en funcionamiento ese impredecible mecanismo de la moda.

¡Jo! lo que le divertía a Homo nostalgicus el cacharrito, dándole de comer al bicho en medio de clase para que cesara el pitido, comparando su evolución en el patio del colegio (el mío está más grande que el tuyo y me come mejor) y mandándolo a dormir toda la noche al meterse en la cama.

Y estuvo unos años en el candelero con nuevas y más sofisticadas versiones, pero… tal como llegó desapareció.

Bueno… desaparecer… desaparecer… está en el fondo de un cajón.

www.nostalgika.es

 

 

Extras:

¡Ojo! Que vuelve.

 

¿Qué recuerdas?
¿Cuántos tamagotchis llegaste a tener?
¿Te hizo más responsable?
¿Cuál fue el verdadero motivo para hacerte con uno?
¿Se te morían a menudo y eso te deprimía?

6 Comments

  1. Entrañable!! Gracias!!

    • Gracias a ti por comentar.

  2. Doncs em sembla una bona pagina de creacio animacio i sobretot imaginacio, perque esta be conservar el nen que portes dintre. Tots mereixem diversio a qualsevo edat.

    I el tamagochi va ser una gran revolucio per a tots.

    • Segur. Gracies per comentar.

  3. Gràcies per mantenir el record del nen interior que tots portem a dins. Wapos

    • Gracies per comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés