Últimos artículos en Juguetes

Meccano

Si para saber qué es Meccano buscamos en la Wikipedia, se puede leer: Meccano es un sistema de construcción de modelos creado en Liverpool (Reino Unido) por Frank Hornby. Consiste en piezas de diversos tamaños, forma y color construidas en metal con filas de barrenos (agujeros) para sujetarlas a otras piezas por medio de tornillos y tuercas. Según el modelo puede contener motores eléctricos, ruedas, poleas, etc. Si para saber qué es Meccano le preguntas a Homo nostalgicus, te dirá: El mejor juego de construcciones mecánicas que ha existido nunca. Con el que podías construir… Leer más →

La gallina ye-yé

>La gallina ye-yé, la gallina cantarina, la gallina cantora, la gallina que canta… Cualquier nombre le iba bien a este juguete de quiosco de los 60 y 70. Más simple que el mecanismo de un botijo. Más simple que el mecanismo de un chupete. Más simple que… que qué sé yo.

El diablotín

El diablotín era un pequeño juego que se vendía en quioscos y jugueterías durante los años 60 y 70. Un sencillo juego de habilidad (y paciencia) compuestos por números o letras. El juego consistía en ordenar las diferentes letras o números por orden alfabético o numérico, por colores o de cualquier otra manera determinada. Era un juego sencillo en su concepción, pero no tanto en su realización. Un hueco libre en el entramado de piezas movibles permitía desplazar una de las piezas colindantes hacia ese hueco y otra a cubrir el nuevo hueco y otra…… Leer más →

Tiburón Citroën Payá

Fue la juguetera Payá Hermanos, S.A., situada en Ibi (Alicante) la creadora de este juguete. Consiguió las autorizaciones pertinentes y reprodujo en juguete para niños el modelo del que presumían algunos padres pastosos: el Citroën Tiburón. Puestos a no poder comprar el coche a tamaño real, algunos padres les compraban el de juguete a sus hijos. ¡Qué chulo! Se encendían las luces y maniobraba gracias a un volante en el mando. Tenía un cable de unos pocos metros a guisa de cordón umbilical… pero daba igual… flipábamos con él. (si hubiera sido inalámbrico en aquellos… Leer más →

Patines metálicos

Ahora, cuando salen los niños a patinar a la plaza, al paseo o así… van pertrechados con sus patines de plástico si son niños muy chicos y si son más mayorcitos con sus patines de cuatro ruedas con un freno tocho en la puntera, o con sus patines en línea con el freno en el talón. Y, todos ellos, con sus protecciones en plástico muy duro en las rodillas, codos, muñecas/palma de la mano… y su casco en la cabeza, bien sujeto para que la mentonera de plástico se ajuste bien. Nada que objetar. Seguridad… Leer más →

Juegos Reunidos Geyper

Juegos Reunidos Geyper… y a jugar. Eso es lo que decían en el anuncio. Y sí, había muchos juegos a los que jugar con los amigos o en familia. Estaban los habituales como el parchís, la oca, el ajedrez, los dados… otros menos habituales como la ruleta, las damas chinas, el gato y los ratones… y otros mucho más raros como el de los palillos y los de aquellos con unos tableros nunca antes vistos a los que pocos aprendieron a jugar. Había como un ritual a la hora de abrir la caja. Primero contemplarla… Leer más →

El cine NIC

El cine en casa. Enchufar la maquinita, darle a la manivela y listo. El cine NIC es un juguete español creado en 1931 que alcanzo gran difusión entre los niños de varias generaciones, hasta que dejó de fabricarse en 1974. Una manera sencilla de ver cine, bueno, de ver imágenes en movimiento, como de dibujos animados. Basado en los principios de la linterna mágica al simular movimiento con imágenes fijas. Se trataba de un proyector metálico iluminado por una bombilla de las de casa. Su funcionamiento era simple y muy ingenioso. La película era una… Leer más →

Las pulgas mágicas

La primera vez que las veías eran flipantes. Llegaba un amigo con una cajita como de cerillas, la abría y dejaba caer un par de cápsulas en la palma de la mano y… …¡se movían solas! Se desplazaban por la mano como a trompicones, manteniéndose erguidas para dejarse caer rodando y volver a mantenerse erguidas. ¡Eran las pulgas mágicas! Luego cogías una de esas cápsulas barnizadas como de medicamento y la abrías, y sacabas de dentro una bolita metálica y… nada más. La bolita se movía de extremo a extremo (no había otro movimiento posible… Leer más →

Indios y vaqueros

Pues sí. Ahora es prácticamente imposible ver jugar a los niños a indios y vaqueros, pero durante muchos años fue una actividad lúdica muy, pero que muy habitual. Colonizadas la mentes infantiles por el cine del Oeste de Hollywood, con las películas de John Wayne y compañía, nos perseguíamos por los parques y calles, apuntándonos con los dedos y disparandonos mutuamente una inagotable munición… —¡Bang, bang! —¡Bang, bang! ¡estás muerto! —¡Mentira! me ha pasado rozando. —¡Bang, bang, bang! ¡Toma tu merecido, sucio indio! —¡Yo no quiero ser indio! Y también con figuritas de plástico de… Leer más →

El blandiblú

Así le llamábamos, aunque su nombre comercial era Blandi Blub. Fue creado por la juguetera Mattel en 1976. La publicidad decía «puedes exprimirlo, romperlo, pegarlo, alargarlo… Es frío, húmedo… ¡¡Es fabuloso!! Pero ¿recuerdas lo que era? Era uno de los juguetes mas asquerosos que nos habíamos echado en cara. Era una especie de moco verde, fluorescente, pegajoso, viscoso y vomitivo. Podías manosearlo, estirarlo, lanzarlo contra algo o alguien, amenazar a los melindrosos con pasárselo por la cara… todas aquellas marranadas eran posibles y sin necesidad de sacarte pelotillas de la nariz. ¡Nos encantaba! Y el… Leer más →

Scroll To Top