Últimos artículos en Golosinas

Las galletas 222

Si algo diferenciaba esta galleta de la empresa Solsona del resto de galletas de la competencia era su nombre. Que no era tal, que era un número: 222. Y que se hizo superconocida gracias a la publicidad que decía: 222… La galleta que se pide por su número… Son Solsooooooona. Homo nostalgicus no recuerda su forma, ni su sabor… pero sí recuerda el slogan publicitario. Tanto es así que no es capaz de ver el número 222 sin que una vocecita conteste desde el fondo de su cabeza… Son Solsooooona. ¡Qué cosas! www.nostalgika.es    … Leer más →

¡Andá!, los donuts…

Los donuts. Un famoso y riquísimo bollo industrial. Marca registrada en España en 1962 por el empresario Andreu Costafreda y que sigue siendo súper conocida pesar de los años transcurridos. Ahora hay muchísimos tipos de bollería diferentes. Hace unas décadas bastantes menos, pero donuts era una de las más conocidas y consumidas, gracias a su sabor y su textura. Con el paso de los años, al parecer, su fórmula se ha modificado para adecuarla a los gustos cambiantes o a la legislación vigente (Homo nostalgicus no lo sabe a ciencia cierta), pero ha sido así,… Leer más →

El pijama

Aquí va a ser necesaria la desambiguación esa, la que usa la Wikipedia. No es ropa para irse a la cama, no es un pijama para dormir. Es un pijama de los de comer. Hablamos del postre sesentero que colmaba los anhelos infantiles. Y el estómago, porque había que echarle narices para comérselo todo. El pijama era un superpostre. Llevaba helado, flan de huevo, piña y melocotón en almibar, nata, barquillos, sirope de chocolate y si tenías suerte hasta paragüitas y bengalas. ¡Qué pasada! A Homo nostalgicus se le hace la boca agua recordándolo. —Quiero… Leer más →

El pitagol

El caramelo que pita… y se llama pitagol. Pitagol, el caramelo que pita. ¡Un caramelo… que pita! ¡Sensacional! ¡Genial idea! No solamente podías chupar y chupar el dulce… ¡además podías ir fastidiando a todo el mundo dando pitidos! ¿Quién inventó eso? Yo lo digo… ¡un genio! Tanto silbar y silbar iba rezumando la saliva por el orificio y te pringabas las manos. ¡Daba igual! Te chupabas los dedos y ya está. PIII PIIIIII PIIIIIIII Hasta que llegaba el momento “cumbre”. Ese momento en que el silbato se había consumido en parte PIII PIIIIII PIIIIIIII y… Leer más →

Scroll To Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies