Últimos artículos en Colegio

El perro Mistetas

Un chiste: -Sólo me quieres por mis tetas. -¡No metas al perro en esto! ¿Qué? Lo has pillado ¿no? Pues es sorprendente la cantidad de millenials que no lo entienden. ¡No conocen al famoso perro Mistetas! ¿Dónde han pasado la infancia? ¿Dónde? ¡Qué habría sido de la infancia de Homo nostalgicus (o de su juventud, vete a saber) sin el chistecito de marras. Corre desde los cincuenta o sesenta, ya no recuerda. Pero lo que sí recuerda es el chiste, que dice más o menos así: Una señora tiene un perro que se llama Mistetas…. Leer más →

Germinando lentejas

Si hubo alguna vez un experimento clásico para llevar a cabo con niños muy pequeños, éste ha sido el de germinar lentejas. ¿Quién no lo ha llevado a cabo? Es muy fácil. Un recipiente de vidrio o plástico (un simple vasito o yogur), un poco de algodón humedecido, unas lentejas y un rinconcito donde dé la luz. Y a lo largo de una semana puedes ver germinar las lentejas: ver salir la raíz, luego el tallo, ver como crecen las raíces, luego el tallo y finalmente las hojas. Así se entiende el proceso de crecimiento… Leer más →

Canciones de autocar

Si había algo que a los escolares nos gustaba eran las excursiones. Daba igual si era a un museo, una granja, un pueblito de montaña, un jardín botánico o lo que fuera o fuese. Siempre que hubiese autocar y carretera a recorrer, claro. ¿Y eso por qué? Pues es que al hecho de no estar encerrado en clase se anticipaba la posibilidad de corretear por ahí y oxigenarse un poquito. Pero también porque el tiempo de carretera nos lo pasábamos cantando. Qué buenos son los padres escolapios, qué buenos son que nos llevan de excursión…. Leer más →

Los niños con los niños…

Y las niñas con las niñas. Así era en los colegios de antes, donde se segregaba por sexo. Aunque también se segregaba por clase social a tenor de la enseñanza privada y la pública. Pero eso es otro tema. Pues sí. Dejando de lado las clases de niños muy pequeños, si se daba el caso, las clases no eran mixtas como en la actualidad. En los años 20 y 30 la enseñanza no era obligatoria. La enseñanza privada no estaba al alcance de todos, por lo que eran los niños adinerados los que acudían a… Leer más →

Cuadernos de caligrafía

Parece ser que la escritura a mano tiene los días (o los años) contados. El Finlandia hace años que a los escolares solamente les enseñan a escribir con mayúsculas, con letras «de palo». Y el tiempo que se dedicaba a aprender a escribir con minúsculas, con letra cursiva, se va a dedicar a practicar a operar con un teclado. En Estados Unidos enseñan a escribir en mayúsculas, con letras de imprenta sobre los 7 años. Más tarde introducían la letra cursiva, cosa que va a cambiar si no lo ha hecho ya. Y este aprendizaje… Leer más →

Letras transferibles

¿Recuerdas aquellas plantillas de letras transferibles? Decadry era la marca que usaba Homo nostalgicus. No recuerda si había otra marca en aquellos tiempos pre-ordenador, pero sí, ésta era la marca que usaba. Diferentes tamaños de letra (chiquita, gigante, en mayúsculas…), diferentes tipografías (negrita, góticas, futuristas, de números…), diferentes colores (normalmente negro, pero habían en blanco y rojo). Algunas eran preciosas. ¡Qué titulazos poníamos en nuestros trabajos escolares! Por si no lo recuerdas, se trataba de una hoja de plástico semi-rígido con las letras adheridas y una hoja de papel encerado que impedía que se engancharan… Leer más →

Salto de plinto

En las clases de gimnasia de los 60 y 70 (puede incluso que antes y puede incluso que después) había unos aparatos que, generalmente había que saltar para poder aprobar. Estos aparatos gimnásticos eran el potro, el caballo y el plinto. Luego había otras cosas como las espalderas, los balones medicinales, el trampolín, la cuerda con nudos, la cuerda sin nudos… Esto, junto con la gimnasia sueca, el correr por el patio y alguna que otra voltereta o ejercicio de suelo, conformaban lo que era la asignatura de gimnasia. Todos hacíamos la gimnasia sueca (con… Leer más →

El Carioca de 10 colores

¡Osti, tú! ¡El Carioca de 10 colores! Ese boli era super gordo… era incómodo escribir con él… algunos colores se veían poco (como el amarillo)… en clase no nos dejaban utilizar más que el azul y algo el rojo… era bastante más caro que los otros… Todo pegas ¿no? ¡Pues todos queríamos tener uno! Un boli que escribía rosa, violeta, marrón… y todos esos colores nunca antes vistos en bolígrafos de tinta. Un prodigio de la mecánica y del diseño. Un diez en uno. Un boli, no lo olvidemos, que otorgaba un cierto prestigio a… Leer más →

¡Andá!, los donuts…

Los donuts. Un famoso y riquísimo bollo industrial. Marca registrada en España en 1962 por el empresario Andreu Costafreda y que sigue siendo súper conocida pesar de los años transcurridos. Ahora hay muchísimos tipos de bollería diferentes. Hace unas décadas bastantes menos, pero donuts era una de las más conocidas y consumidas, gracias a su sabor y su textura. Con el paso de los años, al parecer, su fórmula se ha modificado para adecuarla a los gustos cambiantes o a la legislación vigente (Homo nostalgicus no lo sabe a ciencia cierta), pero ha sido así,… Leer más →

La goma de borrar

Indispensable en el estuche de cualquier escolar. Todos los niños empezábamos el curso con una goma nuevecita, aunque casi ninguno lo terminaba con la misma. ¿Y cuál era la más popular en aquellos días de nuestra infancia? La goma MILAN sin duda. Y concretando más la goma MILAN 430, en cualquiera de sus tres colores: verde, blanco y rosa. Una goma que algunas niñas usaban con cuidado y alternando los lados hasta conseguir darle una suave forma redondeada y que otros apuñalaban sin piedad con la punta del boli o con la del compás. Un… Leer más →

Scroll To Top