Los cambios de novelas

Ahora estamos inmersos en el consumismo, pero hace años eso de consumir tenía sus limitaciones. Y el mercado de segunda mano y el trueque previo pago eran habituales. En general no había dinero para gastar tan alegremente como ahora y muchos se apuntaban al cambio antes que a la compra. Y en muchas papelerías, librerías y puestos de mercadillo ofrecían el cambio por un módico precio. Ibas con tu paquete de novelas románticas, del oeste (aquellas de Marcial Lafuente Estefanía) o con tus tebeos de terror o novelas gráficas de Vértice y las cambiabas por… Leer más →

Las colecciones de cromos

Todo un clásico infantil: las colecciones de cromos. No había sensación comparable a la de ir al cole con tu paquete de cromos repetidos (repes, para hablar con propiedad) sujetos con una goma elástica. Y a la hora del recreo (o en plena clase, que de todo había) ir pasándolos uno a uno frente al compañero que iba diciendo a la par: tengui, tengui, tengui, tengui…¡falti! Pues, hala, a dejarlo aparte y a seguir. Y luego era el otro el que pasaba y el primero el que repetía la cantinela. ¡La de situaciones que se… Leer más →

Movierecord

Movierecord es una empresa española que, desde 1954, gestiona la publicidad en las salas de cine. En aquellas tardes de cine de sesión continua mientras aguardabas a que comenzase la película, los anuncios de Movierecord te amenizaban la espera junto con los trailers de los próximos estrenos. Aquella musiquita pegadiza es algo que siempre estará ligado a las tardes de cine en el imaginario de todos aquellos que fueron alguna vez al cine en los 70, 80, 90, 2000, 2010… Algunas tardes, el momento en que sonaba la sintonía era un momento especial. O se… Leer más →

La ficha de teléfono

Ahora casi ya no existen los teléfonos públicos, ni las cabinas de teléfonos. Pero hace unos años sí que existían y se pagaba con monedas. Y antes de eso se pagaba con monedas y con unas fichas fabricadas con el fin de servir de pago en los teléfonos públicos. Y antes de eso se pagaba exclusivamente con esas fichas telefónicas que previamente se debían adquirir en el mismo local en el que estaba el teléfono o en otros similares. Unas fichas especiales con un surco en un lado y dos en el otro. Si le… Leer más →

La dinamo de la bicicleta

Llevabas toda la tarde en una bicicleta con tus amigos de aquí para allá. Y, de repente, empezaba a anochecer y en pocos minutos te quedabas a oscuras. Bueno, no del todo si la bici tenía una dinamo. Le dabas a la palanquita y el cabezal rotatorio se ponía en contacto con el neumático delantero y ¡voilà! tu faro se iluminaba en cuanto volvías a rodar. Transformando tu energía mecánica, cinética y rebosante en energía eléctrica. Si pedaleabas tenías luz, y si te parabas te quedabas a oscuras. Así que tocaba pedalear. Fácil. Años más… Leer más →

Sal y Pimienta

En los 60, se vendían en España unos tebeos de la editorial mexicana Novaro. Iban desde material de DC como Batman y Supermán (¡Atraparé a esos pilos, sí!), pasando por Los Picapiedra y Maguila el gorila de Hanna Barberá o el Pájar Loco, Tom y Jerry o Super Ratón, de diversa procedencia y entre otros muchos. Sal y Pimienta (en el idioma inglés original, Sugar & Spike) fue una serie de historietas publicada por DC Comics desde 1956 hasta 1992, creada, escrita y dibujada por Sheldon Mayer. Y que llegó a los niños españoles gracias… Leer más →

El chicle de regaliz

En la década de los 60 se podían comprar en los quioscos unos chicles de la empresa Chicles Americanos S.A., que a pesar de su nombre estaba afincada en Madrid. Los chicles se llamaban Cosmos. Eran chicles de fresa, menta y… ¡regaliz! Un chicle negro que parecía un trozo de suela de goma o un pedazo de neumático pero que tenía un intenso sabor a regaliz. ¡Y te dejaba la lengua negra! No sabías qué era lo mejor, si el aspecto, el color, el sabor o que te dejara tintada la lengua. O el cromo,… Leer más →

Hippy 2000

Hippy 2000 era una colección de cromos del año 1973. Comprabas dos sobre de cromos y un chicle por sólo 2 pesetas. El chicle era lo de menos, lo realmente divertido y simpático eran los locos cromos. Era una colección de 110 cromos que representaban o una cabeza o un cuerpo y, aunque la colección tenía un álbum como correspondía, podías combinar esas cabezas y cuerpos para formar hasta 3.000 personajes y engancharlos por todas partes. Todos diferentes. Todos disparatados. Era tan divertido combinarlos que Homo notalgicus no conoció a nadie que llegara a completar… Leer más →

Frigolandia

A finales de los 60 la empresa Frigo puso a la venta unas tarrinas de helado con la forma de algunos personajes Disney. Frigolandia se llamaban. ¡Frigo y Disney en tus manos! Le quitabas el sombrero a Pepito Grillo o al pato Donald y te liabas a comer helado. ¡Qué gran idea! Y luego te guardabas esa tarrina para guardar tus pequeños tesoros o para lo que fuera. Eran 6 y las podías coleccionar. Y Homo nostalgicus las tenía todas. Claro que la licencia Disney debió durar poco, porque pronto desaparecieron de su catálogo y… Leer más →

Pepe Iglesias «El zorro»

José Ángel Iglesias Sánchez, conocido artísticamente como Pepe Iglesias «El Zorro» fue un actor, cantante, comediante, imitador de voces y cómico hispano-argentino Una de las estrellas radiofónicas de los años 50. Silbaba de maravilla, tenía una gran capacidad para interpretar diferentes voces con las que dotar de vida a sus personajes cono el Finado Fernández, don Tapadera y otros personajes del «Hotel La Sola Cama, donde hay bronca toda la semana”. Su humor era blanco, sencillo, sin groserías ni dobleces. Y su sintonía en la cadena SER se hizo muy popular: «Yo soy el zorro,… Leer más →

Scroll To Top